PISCICULTURA ECOLÓGICA: “Primera aproximación urgente a las posibilidades, limitaciones y necesidades”


1. POSIBILIDADES

“SOMOS LO QUE COMEMOS”, quizá sea la frase de moda en el campo de la alimentación. Existe una auténtica preocupación sobre cómo nos alimentamos.

Así lo reconoce el Comité Económico y Social Europeo en la Audiencia pública a celebrar en Madrid en reunión del próximo 23 de junio de 2015, y cuya jornada se va a titular: “La necesidad en la disponibilidad de alimentos nutritivos, sanos y seguros”.

“Los huertos urbanos están de moda”. En los programas de algunos de los nuevos partidos políticos figura la promoción de esta iniciativa, a desarrollar en grandes ciudades como Madrid, para el autoconsumo, donde la producción ecológica esté siempre presente.

A nivel de actividad económica, la etiqueta ecológica, representa palabras mayores.

En el periodo de 2000 a 2011 el mercado de la producción ecológica se multiplicó por 4 en la Unión Europea.

¿Este importante incremento de mercado fue suministrado por productores de la UE? Únicamente el 50% de la demanda de este mercado fue suministrado por productores de la Unión Europea, teniendo en cuenta la superficie y los recursos empleados, los cuales únicamente se duplicaron a lo largo del mismo periodo.

Es decir, el restante 50% fue suministrado por proveedores de fuera de la Unión Europea.

Es evidente que la demanda es capaz de multiplicar casi por 4 su potencial, a lo largo de la próxima década.

La preocupación y el interés en el seno de la UE existe y en la propia Administración Española. La Ministra, Isabel García Tejerina, ha manifestado que en la reunión del 1 de Junio del Consejo de Ministros de Agricultura y Pesca, de la Unión Europea, en Riga (Letonia), se ha debatido a fondo, acerca de la sostenibilidad y crecimiento de la agricultura ecológica, y de la necesidad de conseguir un acuerdo con referencia a la normativa de este tipo de producción.

2. LIMITACIONES

Precisamente en el desarrollo de la necesaria normativa de la producción ecológica, es donde tenemos el principal reto. En la reunión de Ministros de Riga, se planteó la necesidad de disponer de un buen Reglamento en producción ecológica. Actualmente la competencia comercial que sufren los productores de productos ecológicos de la UE procedente de algunos productores seudoecológicos de terceros países es, injusta e ilegal.

Los sobrecostos de la producción de piscicultura ecológica en España, debidamente regulada y controlada, representa un incremento, entorno al 50%, sobre la producción convencional, (mayores costos de los piensos utilizados, menores índices de conversión, menores tasas de supervivencia y densidades, entre otros considerandos).

El desarrollo de la producción ecológica no es una cuestión de falta de demanda, como ya ha quedado comentado, sino que, a priori, los productores de terceros países tienen claramente ventajas respecto a los países UE, – demasiada ventaja para los productores en competencia ilegal – Nuestro país es especialmente estricto en las exigencias y controles en materias de sustancias no autorizadas y del resto de reglamentación, garantizando de esta manera la seguridad jurídica a productores y consumidores pero sufriendo, progresivamente, una agresión en su competitividad.

3. NECESIDADES

Es totalmente necesario, garantizar el principio de reciprocidad con las condiciones exigidas a los productores europeos.

La Ministra García Tejerina afirma que: “considera fundamental garantizar un régimen de importaciones basado en la reciprocidad con las condiciones de producción exigidas a los productores europeos”.

Preocupa a esta Organización que el nuevo Reglamento y su aplicación, no garantice este principio de reciprocidad.

  • Si nos basamos en acuerdos comerciales de reconocimiento mutuo, en sustitución de los acuerdos de equivalencia, (únicamente en un tercio de los países incluidos en los acuerdos de equivalencia existen acuerdos comerciales), contemplando un período transacional previo a la realización de acuerdos de reconocimiento bilateral, en el resto y no se fijan los períodos para la realización de los cambios necesarios, los cuales se pueden alargar indefinidamente.
  • Si nos basamos en el establecimiento de un régimen de cumplimiento, en el país de origen, a través de Organismos de Control reconocido, en el cumplimiento del mismo reglamento de la UE, tampoco se garantiza un sistema de competencia justa.
  • Los controles y supervisiones por parte de la FVO (Food and Vetenary Office), realizados y auditados en el periodo 2012-2014 a organismos de control autorizados, fueron cuatro (número insignificante a efectos de controlar los fraudes ecológicos realizados, especialmente en países no UE).
  • Es incuestionable que el crecimiento de la Demanda de Productos de Piscicultura Ecológica, en la próxima década, va a ser imparable, dada la demanda actual de la sociedad española, su evolución, y las peticiones procedentes de los mercados exteriores.
  • La seguridad jurídica que deben proporcionar a los productores españoles el nuevo reglamento de producción ecológica, debe ser la guía para la consecución de los incrementos de producción.
  • Los retrasos en este sentido, a medio plazo, harán inviable, por posterior falta de competitividad, el desarrollo de la piscicultura ecológica española, dado que la producción de algunos de los terceros países ocuparán su lugar, los cuales no cumplen ni cumplirán la normativa que se nos exige con la aplicación del nuevo Reglamento de la UE, libre, además, de los sobrecostes que ello representa
  • La frase clave en todo este planteamiento es el control de las importaciones en régimen de RECIPROCIDAD.
  • Ni la lista de países reconocidos como equivalente, ni el reconocimiento de los organismos de control en países terceros de origen, van a garantizarnos el régimen de reciprocidad, al menos en los próximos 5 años, un periodo demasiado largo, como obstáculo, para poder alcanzar nuestras esperanzadoras perspectivas.
  • Constatamos la buena disposición por parte del MAGRAMA en el fomento de la producción ecológica como camino previo a la reducción de importaciones, contando con herramientas como las campañas de promoción y el impulso de los programas de i+D+i.
  • No es tema menor el apoyo a la Piscicultura Ecológica como iniciativa para el fomento de las rentas de los Productores Piscicultores, con vistas a la mejora de las expectativas de sostenibilidad y la incorporación de colectivos de jóvenes y mujeres a la actividad piscícola en el mundo rural.

En reciente consulta pública de la UE – D.G.MARE -, sobre el ecoetiquetado para productos de pesca y acuicultura, mediante cuestionario de 11 páginas, cumplimentado por la ORGANIZACIÓN DE PRODUCTORES PISCICULTORES, el pasado 3 de junio, en ningún momento se refería el mismo a la existencia de fraudes y a su origen ni a la necesidad de modificar la situación de la inseguridad jurídica, mediante la publicación de un nuevo reglamento, que establezca los necesarios controles, eficaces, para garantizar la seguridad jurídica de los productores UE.

La ORGANIZACIÓN DE PRODUCTORES PISCICULTORES, en observaciones, así lo hizo constar.