La Trucha, Producto Natural, frente a los alimentos procesados


19 de septiembre de 2016 – Según datos del Ministerio de Sanidad el 18,2% de los menores españoles de entre dos y 17 años tienen sobrepeso y el 8,5%, obesidad. Nuestro país se encuentra entre los países con la tasa más alta de obesidad entre su población. El dato es todavía más alarmante si lo comparas con datos mundiales, según datos de 2010 más de 43 millones de niños de menos de cinco años tenían exceso de peso u obesidad en el mundo. Un 60% más que en 1990.

El motivo parece ser que la alimentación ha cambiado radicalmente a pesar de que sigamos consumiendo los mismos alimentos que antes: cereales, legumbres, verduras, frutas, pescados, huevos, lácteos, frutos secos… con la diferencia que ahora esos vegetales se cultivan contando con pesticidas, herbicidas y abonos industriales.

Hoy en día la población está cada vez más concienciada con los aspectos nutricionales debido al aumento imparable de casos de obesidad a-cenar-weby de pacientes con alteraciones metabólicas de la flora intestinal. La aparición de los Productos Naturales y Ecológicos en escena ha venido a dar respuesta a esta creciente demanda de consumidores que se preocupan por comer alimentos sanos y de calidad. Aunque no es el único motivo ya que el Bienestar Animal es un aspecto que la población tiene cada vez más en cuenta.

Aún así los alimentos naturales tienen una dura “batalla” por delante. La gran mayoría de productos que consumimos a diario actualmente son alimentos altamente procesados. Según expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), “Las estadísticas indican que el abandono de las dietas tradicionales en favor de los alimentos procesados ha avanzado en paralelo con las tasas de obesidad en todo el mundo“. Cada vez se cocina menos en casa, donde siempre se han utilizado ingredientes naturales y no productos ultra-procesados, diseñados con el objetivo de fidelizar al cliente.

El principal problema que provocan estos alimentos se debe a que el exceso de grasa corporal produce daños en los sistemas pulmonar, cardiaco, muscular, óseo, renal y digestivo del menor; genera alteraciones en las hormonas que controlan los niveles de azúcar y la pubertad, e incluso afecta al desarrollo social y emocional. No solo se trata de un problema estético, es un problema de salud.

Según Michael Moss, premio Pulitzer 2010 y autor de Adictos a la comida basura (Ediciones Deusto), “Diversos estudios indican que la comida rápida estimula el sistema de recompensa del cerebro de modo parecido a como lo hace la cocaína. Dependiendo de tu nivel de susceptibilidad, puedes llegar a convertirte en adicto”, explica el autor. Esto explica por qué la comida rápida engancha tanto.

La Organización de Productores Piscicultores (OPP) lleva 50 años promocionando el consumo de trucha como parte de una dieta sana y equilibrada.

Como parte de las acciones de promoción de OPP participará activamente en la XV Edición de la Feria Alimentaria y de Productos Naturales – NATURPAL, que se celebra del 30 de septiembre al 2 de octubre.

En dicha Feria se darán a conocer entre los asistentes los beneficios y ventajas del consumo de Trucha Natural y Ecológica. La trucha, gracias a sus propiedades nutricionales, pertenece al grupo de los llamados ‘súper pescados’ debido al alto contenido de los elementos esenciales que más ayudan a nuestra buena salud. Los beneficios que aporta a nuestro organismo son innumerables:

  • Su alto contenido en ácidos grasos Omega 3, que fortalecen el corazón.
  • La Vitamina B12, que es beneficiosa para las funciones del sistema nervioso, corazón y cerebro,
  • La Vitamina D que estimula la absorción de calcio y fósforo por el organismo contribuyendo al adecuado desarrollo de huesos y dientes, a la vez que favorece el crecimiento celular y fortalece al sistema inmune ayudando a prevenir infecciones,
  • La Vitamina B3 la trucha interviene en el proceso de transformación de energía a partir de hidratos de carbono, proteínas y grasas, y contribuye a relajar los vasos sanguíneos dotándoles de elasticidad,
  • La Vitamina B6 de la trucha favorece la formación de glóbulos rojos, células sanguíneas y hormonas.
  • Fósforo, selenio, potasio, sodio… que entre otras cosas favorecen las funciones estructural, inmunológica y protectora-defensiva o la Vitamina E que retarda el proceso de envejecimiento celular, a la vez que le confieren propiedades preventivas contra el cáncer.

En resumidas cuentas la industria alimentaria nos ha llevado al consumo de alimentos metaprocesados que nos apetece comer más y más en detrimento de los productos naturales, mucho menos adictivos pero sin duda muchísimo más sanos.