Historia


LA ACUICULTURA CONTINENTAL Y SUS BENEFICIOS

La primera referencia escrita sobre producción de peces continentales en España data del año 1129 cuando, a iniciativa del arzobispo Gelmírez, se construyó un criadero de peces en Galicia para que “…las aguas del río Sar tuvieran para el común una riqueza tan importante, para la vida de clases humildes, como es la piscícola”. No obstante, la producción industrial de la Trucha inició su desarrollo en 1961 con la instalación de Riezu (Navarra)

Desde entonces la Acuicultura ha ido creciendo hasta producir, a día de hoy, casi la mitad del pescado que se consume en el mundo. Las piscifactorías en España han ido creciendo a lo largo y ancho de nuestro país ofreciendo una gran variedad de productos de primerísima calidad.

El producto estrella de la Acuicultura Continental española es la Trucha. Fuente imprescindible de proteínas y vitaminas, la Trucha Española ha sido y será reconocida por su gran calidad, su alto contenido en nutrientes esenciales y su delicioso sabor

 

ORGANIZACIÓN DE PRODUCTORES PISCICULTORES

Esta asociación nace como Grupo Sindical de Piscicultores en 1969. En 1979 este Grupo Sindical pasa a denominarse Asociación de Piscicultores Españoles (SAT nº 447). Finalmente en el año 1986 se constituye la Organización de Productores Piscicultores (OP nº 22), según el Real Decreto 337/1986 y el Reglamento CEE 2062/1980.

De acuerdo con sus estatutos, la Organización de Productores Piscicultores (OPP) se crea con el objetivo de adoptar las medidas necesarias para facilitar el ejercicio racional de la Piscicultura Continental de la Trucha, y la mejora de las condiciones en las operaciones de producción, transporte, transformación y comercialización de los productos de sus asociados.

La OPP pretende trasladar a la sociedad española la realidad de esta actividad y las oportunidades de desarrollo socio-económico en zonas rurales y las posibilidades de empleo dentro de una constante preocupación por el Medio Ambiente.

Desde hace más de 40 años vigilamos por la competitividad y viabilidad de las empresas asociadas en un mercado global siendo la Seguridad Alimentaria y la calidad de sus productos su marca de identidad.