Algo está cambiando: Los productores de Panga se pasan a la Tilapia


Según Andrew Martin, a través de un artículo en www.worldfishing.net, El panga ya no es la fuerza dominante en el comercio de exportación de pescado vietnamita.

Filete de PANGA

La mala publicidad que ha adquirido este producto en países europeos y Estados Unidos, con el paso de los años, ha hecho disminuir las ventas y se han reducido las previsiones de producción a un máximo de 800.000 toneladas para este año. Esto, unido a la falta de rentabilidad de la inversión en Vietnam, por su política de precios a la baja, ha llevado a muchos acuicultores independientes a la quiebra. La situación está cambiando y se ha decidido dejar de cultivar en parte panga para cultivar tilapia en su lugar.

La tilapia roja (Oreochromis niloticus) y tilapia negra (Tilapia mossambicus) se cultivan a partes iguales y se exportan, en su mayoría, en forma de filete.

Según medios locales, las exportaciones de tilapia de Vietnam han disfrutado de un fuerte crecimiento durante la última década, pasando de un valor de exportación de 1,95 millones de dólares en 2004 a más de $ 32.2 en 2014, lo que equivale a un crecimiento de más de un 1.600 %, en valor, en tan solo una década.

En 2014, Vietnam exportó tilapia a más de 60 países, según fuentes oficiales. La EE.UU. fue el principal mercado (representa el 18,2% de las exportaciones), seguido de España, con importaciones por valor de  3,7 millones de dólares.

Tilapia

Hay una escasez de fondos para invertir en la producción de tilapia en Vietnam lo que significa que no hay suficiente pescado para que la industria transformadora cumpla con su potencial de exportación.

Hace diez años, el gobierno vietnamita comenzó a implementar un proyecto para desarrollar la tilapia como una exportación acuática clave. Sin embargo, la producción no ha aumentado como se esperaba y no ha seguido el ritmo de la demanda interna. Por otra parte, los esfuerzos de comercialización internacional se han estancado, como la industria, debido a la escasez de materias primas, simplemente no existe suficiente producto para hacer o mantener grandes compromisos externos.

Según un observador de la industria, este cambio en la producción supone focalizarse en  otro nicho de mercado, y como consecuencia la tilapia vietnamita se puede vender a un precio más alto que el panga: alrededor de $ 4,10 por kg de pescado con 10% glaseado y sin productos químicos (polifosfatos, etc.) C & F, en Europa.

Una razón por lo que la tilapia de Vietnam está siendo aceptada con facilidad es que “la calidad en Vietnam es mejor que, por ejemplo, China, que es el mayor proveedor de tilapia. Vietnam está contando con una ventaja en el mercado: La calidad de la tilapia con Certificación ASC, que China no puede proveer”.

 

 

Comentarios de la Organización de Productores Piscicultores

La noticia del auge de producción de Tilapia en detrimento de la producción de Panga es un hecho que no nos sorprende. La fuerte incursión del filete de panga en el mercado europeo hace unos años hacía sospechar acerca de las cualidades que se le atribuían a este pescado: rico, barato y saludable; demasiado bonito para ser cierto.

Receta Tilapia 2

Filete de Tialpia a la plancha

Las noticias de sus bondades se extendieron rápidamente entre los consumidores al tiempo que empezaban a aparecer rumores y noticias sobre los efectos nocivos que pudieran causar su consumo por diferentes motivos. La contaminación del Río Mekong donde se cultiva la gran mayoría del panga en Vietnam, la aparición de trazas de mercurio y pesticidas (según informes de la OCU)[1] en los filetes, la falta de control veterinario en origen y la mínima exigencia que imponen los controles de las Autoridades europeas al pescado importado de terceros países, hicieron saltar las alarmas. El buen cartel con el que aterrizaba  el producto del sudeste asiático se fue esfumando, creando desconfianza entre los consumidores.

Este hecho ha provocado que el consumo y como consecuencia la producción de Panga también ha disminuido, aunque sigue siendo una de las especies más representativas en el comercio de pescado mundial. Según las el artículo de Worldfishing.net, las previsiones de producción para el año 2015 rondan el millón de toneladas al año, cifra nada despreciable si la comparamos con los estancados datos de producción de los Estados miembros de la UE.

Según Andrew Martin la producción se enfoca al cultivo de Tilapia, pero no por ello hemos de creer que la producción de Panga, a pesar de las pocas garantías sanitarias que ofrece, tenga los días contados.

Las características que ofrece el cultivo de Tilapia -se alimenta de piensos vegetales, rápido crecimiento, gran rentabilidad y buena fama entre los consumidores- han llevado a Vietnam a reconvertirse en un país productor y exportador de esta especie, relegando el Panga a un segundo plano en un futuro no muy lejano

El rápido incremento en la producción de tilapia en Vietnam y en China hace temer otro caso como el del panga. Las Autoridades nacionales y europeas deben adelantarse a esta situación. Las actuales limitaciones burocráticas que imponen las diferentes Autoridades Autonómicas, es un freno demasiado poderoso. Se debería permitir el cultivo propio de esta especie que tantos beneficios ofrece. Producir Tilapia bajo los estándares de calidad europeos sería la mejor manera de asegurarnos consumir un pescado saludable en la UE y contribuir a  garantizar la Seguridad Alimentaria a largo plazo.

La tendencia al consumo de Tilapia crece espectacularmente con los años en Europa y Estados Unidos es el mayor importador de este pescado. No podemos dejar pasar este tren.

[1] http://www.ocu.org/alimentacion/alimentos/noticias/contaminantes-en-los-filetes-de-pescado488274